Cómo reparar memoria USB sin formatearla

Hay momentos en los que nos vemos en la necesidad de tener que reparar nuestra memoria USB porque se ha infectado con algún virus o por cualquier otra causa.

Consultamos la opinión de un amigo y de una vez nos sugiere formatearla y, si bien suele ser una forma rápida, sencilla y eficaz, a veces no es la mejor opción puesto que puede haber información que se pierda por completo tras la reparación a través del formateo.

Si bien hay algunos programas que te permiten la recuperación de la información que tienes en la memoria USB, para nosotros, esta debería ser la última opción. Primero debes tratar de repararla y por fortuna hay varias formas de hacerlo.

Si te encuentras en esta situación y formatear la memoria USB es la última opción para ti, no te preocupes que hay otras formas de reparación y te contamos las más efectivas así como también algunas soluciones a problemas frecuentes como el de no contar con los permisos del administrador.

Estos procedimientos te servirán no solamente para poder reparar tu memoria USB sino también algún Pen drive que se encuentre en la misma situación.  

¿Cómo saber que la memoria USB necesita ser reparada?

Por lo general, para quien se encuentre familiarizado con el mundo de las computadoras y las memorias USB será evidente que el funcionamiento de estos dispositivos no es el habitual.

Algunos indicadores de que la memoria necesita ser reparada son:

  • Insertas la memoria pero la PC no la reconoce. En este caso la memoria permanece como oculta por más que la saques y la insertes nuevamente.
  • Hay archivos y carpetas que no se encuentran.
  • Aparecen carpetas que originalmente no estaban.
  • Hay archivos que aparecen como accesos directos.
  • Hay carpetas con nombres extraños, como en códigos.

Estas son unas de las señales más características de que la memoria USB ha sufrido algún tipo de daño y que requiere ser reparada. Posiblemente, se deba a la acción de algún virus o contenido malicioso que se haya alojado en esta.

¿Estás seguro de que la falla es de tu memoria USB y no del puerto?

Antes de comenzar a mostrarte las opciones debes asegurarte de que la falla, efectivamente, sea de tu memoria USB y no del puerto de la PC. Muchas personas han pasado por esto sin saber que algunas veces es el puerto que no reconoce el dispositivo y la memoria se encuentra completamente sana.

Para descartar esto, inserta la memoria en todos los puertos que tengas disponibles y, de ser posible, hazlo también en otra PC. Si no te funciona en ninguna, entonces puedes estar plenamente seguro de que es una falla de tu memoria.

Para la reparación con la opción que te mostramos, es necesario que cuentes con los permisos del administrador. De lo contrario, el procedimiento no será exitoso. De igual forma, si no cuentas con ellos más adelante te contamos como puedes solventar este inconveniente.

Una forma sencilla de reparar la memoria USB sin formatearla

La forma menos complicada para poder darle solución a tu problema es la siguiente:

  • Conecta la memoria a tu PC.
  • Ubícala en la opción mi PC o equipo.
  • Haz clic derecho en el icono de la memoria.
  • Allí verás la opción de herramientas  y luego verás reconstruir.
  • Selecciónala y espera a que el proceso culmine.
  • Al finalizar, retira la memoria de la PC y vuelve a insertarla. En este punto, la memoria ya debería funcionar sin problemas.

Reparar la memoria USB  mediante el comando CHKDSK para evitar formatearla

Esta es otra opción relativamente sencilla, para llevarlo a cabo debes contar con una computadora que tenga Windows. El procedimiento es el siguiente:

  • Conecta tu memoria a la PC.
  • Cuando se haya reconocido el dispositivo, dirígete a inicio y luego a ejecutar.
  • Escribe cmd y pulsa enter.
  • Después debes dirigirte a C:/Windows/System32 y pulsa clic derecho en la opción cmd.exe.
  • Allí verás varias opciones, entre ellas la de ejecutar como administrador.
  • Observarás una ventanilla negra MS-DOS en la cual deberás escribir chkdsk /x /f G:. Este es un comando pero debes tener en cuenta que la letra G es la que identifica a tu memoria así que si esta se identifica con la letra E o F, debes cambiarla.

¿Cuál es la función de este comando? Al iniciar el comando este comenzará a escanear a profundidad la memoria para detectar aquellos errores. Una vez que los haya identificado, iniciará el proceso de reparación de la memoria.

Con este procedimiento debería bastar para poder reparar correctamente tu memoria USB sin la necesidad de tener que formatearla. En caso de que no resulte, quiere decir que el daño de la memoria ha sido demasiado severo.

Ahora bien, si te aparece el letrero Acceso denegado. No tiene privilegios suficientes es porque no cuentas con los permisos del administrador. Puedes solucionarlo de la siguiente manera.

  • Si usas una versión que no es Windows 10 debes dirigirte a la carpeta C:/Windows/System32.
  • Luego debes buscar cmd.exe para ejecutarlo.
  • Haz clic derecho sobre la opción y presiona shift.
  • Allí debería aparecerte la opción de ejecutar como administrador. Debes seleccionarla y listo.

Ahora si usas Windows 10 Cortana, el procedimiento es más sencillo.

  • Escribe el comando cdm
  • Aparecerá el icono que identifica el sistema y haz clic derecho en este.
  • Allí aparecerá la opción de ejecutar como administrador, selecciónala y listo.

Ya al realizar estas acciones contarás con los permisos de administrador.

Una ayuda extra: El software EaseUS Data Recovery

En caso de que ninguna de las otras opciones anteriores te haya funcionado es hora de recurrir a una ayuda extra como lo es la ejecución de un programa como EaseUS Data Recovery.

Solo debes escribir en el buscador su nombre y verás que aparece el link para la descarga. Luego de que hayas descargado y sigas los pasos para concretar la instalación, el programa este se iniciará por sí mismo.

El procedimiento que debes realizar es el siguiente:

  • En la venta central del programa podrás observar varias opciones. Allí se encuentran los archivos que se pueden recuperar.
  • Selecciona la unidad que debe ser reparada así como también los archivos.
  • Haz clic en la opción aceptar y después espera que el software ejecute la búsqueda de los archivos.
  • Ya al finalizar, tu memoria USB se encontrará reparada.

No está de más que utilices un buen antivirus después del procedimiento para analizar tu memoria USB.

Si utilizas mucho tu memoria y con frecuencia debes insertarla en diferentes computadoras por cuestiones de estudio o trabajo, una buena idea para protegerla es que la vacunes. De este modo podrás estar más tranquilo.  

En caso de que no te haya funcionado ninguna de las otras opciones, lamentablemente, la salida es tener que formatear la memoria USB.

Sin embargo, para que el proceso no sea tan desagradable debemos decirte que hay algunas herramientas online para que puedas formatear la memoria USB y luego poder recuperar parte de la información que allí guardabas. Sabemos que no es lo ideal pero es la última salida.